Trasplantar cebollas


Hoy 3 de abril es luna menguante, por lo que decidí trasplantar las cebollas.. Dicen que para saber cuándo debemos trasplantar las cebollas, debemos fijarnos en el grosor. Si vemos que aproximadamente tiene la cebollina un centímetro de grosor, podemos realizar el trasplante.

Como ya se ha dicho en alguna otra entrada, estamos haciendo un maceto-huerto, y es así, que el trasplante de las cebollas las estamos haciendo en unas "jardineras".

La tierra que hemos puesto ha sido mezcla de abono de caballo y sustrato universal. Hemos hecho unos agujerillos para poder introducir la cebolla, siempre teniendo cuidado de no dañar las raíces, y de no enterrar el tallo.


Una vez introduzcamos las cebollas, debemos apretarlas bien por la parte de abajo, por las raíces  para que agarren y no dejar aire en las raíces  taparlas completamente con la tierra, apretándolas con la mano, suave, sin pasarse. Una vez introducida, dicen que si cortas 1/3 de la hoja, la cebolla arraigará con más fuerza, así que así lo hemos hecho.


Después hemos regado con una regadera grande, en altura, para que no remueva la tierra, hasta que empapara la tierra. Como la "jardinera" tiene agujeros en la base, el sobrante de agua marchará, evitando que se nos ahoguen las cebollas.

En total, de momento, trasplantamos sólo 9 que fueron las primeras que semillamos, el resto habrá que esperar.



1 comentarios: