El Hobbit, demasiadas esperanzas para una película


El sábado fui a ver el Hobbit, un viaje inesperado, la primera parte de la que se creía que iba a ser la trilogía sucesora del éxito del Señor de los Anillos.

Y la verdad es que todo apunta que será así, al menos de momento, ya que desde su estreno, que no hace ni una semana, ya se ha  recaudado más de 90 millones de euros en todo el mundo.

Pero para mi, la realidad puede ser bien distinta...

El Hobbit narra la historia de un joven Bilbo Bolsón, tío del hobbit protagonista en el Señor de los Anillos, Frodo. 

Y es que antes de la gran batalla del anillo, hubo una historia, y es lo que intentan contarnos en esta trilogía. Tras casi 3 horas de película, los ojos casi se me cerraban, y es que ese es su primer punto en contra, una película demasiado larga para lo que se cuenta. Así que sí, ese es su segundo punto en contra, demasiadas escenas de relleno dándoles bastantes toques de humor... y justo ahí llegamos al tercer punto en contra.

Una película tan esperada como es el Hobbit tras el exitazo del Señor de los Anillos, no puede permitirse el lujo de lo fácil, del humor simple... el Señor de los Anillos marcó un antes y un después en el cine, por lo que las expectativas que se tenían puestas en el Hobbit, eran demasiadas...

Ha pasado de ser La Trilogía, a ser una trilogía más... De todos modos, es una película, que siendo antedecesora de las que ya vimos hace unos años, sólo por lo que viene después, merece la pena verse.

Os dejo el tráiler de la película, y si la habéis visto, o váis a ir a verla, espero vuestros comentarios.



1 comentarios: